Nuestros viajes y rutas

Subida al pico Veleta en bicicleta

Os traemos una ruta de un día por Sierra Nevada con la bicicleta de carretera subiendo a uno de los picos más altos de la Península (3398 m) por la carretera más alta de Europa.

A pocos kilómetros de coronar el Veleta
A pocos kilómetros de coronar el Veleta

Introducción

Hemos ido dos veces con la Peña Ciclista Alcalá del Valle, en 2017 y 2019.

Saliendo del pueblo, tras algo más de dos horas de viaje y su correspondiente parada para desayunar, llegamos a Cenes de la Vega, donde aparcaremos y será el punto de inicio de la ruta. Otros componentes del grupo ya estaban allí porque se alojaron la noche anterior en algún hotel cercano.

Carretera hacia El Veleta, la más alta de Europa
Carretera del Veleta, la más alta de Europa

La ruta

Hay varias vertientes para subir, en nuestro caso fue la más dura, pasando por Hazallanas.

La ruta total nos salieron 82,5 km y 2885 metros de desnivel acumulado según el Garmin

Salimos desde Cenes de la Vega dirección a Pinos Genil y luego hacia Güéjar Sierra.

Tras varios kilómetros para ir calentando entre llano y una leve pendiente, hacemos los primeros diez kilómetros para llegar a un pequeño descenso que termina golpeando contra las impresionantes rampas de Hazallanas, subida de 7,5 km a casi el 9,5% de media. 

Coronando Hazallanas con Güejar Sierra al fondo
Coronando Hazallanas con Güejar Sierra al fondo

Después del infernal sufrimiento en esas duras rampas con hasta 5 kilómetros al 11 % de media y pendiente máxima del 21%, hacemos un pequeño descanso tras coronar, que además coincide con un cambio de carretera. 

Por cierto, no hacer esta ruta si estáis poco entrenados, como fue mi caso, y con un desarrollo de un 34-25 ya que en algunas zonas iba con una cadencia muy baja y prácticamente subiendo en zigzag. 

Luego continuamos subiendo por una carretera más ancha, aunque siempre sin bajar del 5 %. Los próximos 12 kilómetros tienen una media del 7 %, esto es, desde arriba de Hazallanas hasta la Hoya de la Mora.

En la Hoya de la Mora aprovechamos para comer un bocadillo en uno de los bares que hay allí. Este es el último punto que existe para comer algo y recargar agua antes de coronar. Además, el dueño del bar es buena gente y sorteó algunos regalos.

En el bar de la Hoya de la Mora
En el bar de la Hoya de la Mora

Después de reponer fuerzas, venía una zona exigente y con las mejores vistas, aunque ya teníamos más de treinta kilómetros en las piernas y estábamos a unos 2500 m de altura según el Garmin, por lo que también empieza a notarse la falta de oxígeno.

Al poco de dejar el bar, cruzamos la barrera que no permite el paso de coches y aproximadamente un kilómetro después, llegamos al monumento de la Virgen de las Nieves, hay que desviarse un poco de la carretera para llegar al mismo y es una de las fotos casi obligatorias.

Monumento a la Virgen de las Nieves
Monumento a la Virgen de las Nieves

Desde la virgen hasta arriba es cuando se empiezan a ver los paisajes más bonitos por la altura, aunque desérticos de vegetación. 

Subiendo a una altura considerable
Subiendo a una altura considerable

Señales de las pistas de esquí
Señales de las pistas de esquí

Mientras seguíamos subiendo, nos hacíamos alguna foto con la nieve. Ya empezaba a refrescar un poco por la altura que se estaba alcanzando.

Algo de nieve en los arcenes
Algo de nieve en los arcenes

Otro poco de nieve
Otro poco de nieve

Los últimos dos kilómetros no están asfaltados y es un camino de tierra con piedras. Hay que tener cuidado en no pinchar o rajar la cubierta, hasta hay trozos en los que habrá que echar pie a tierra.

A partir de aquí, desaparece el asfalto
Último tramo de asfalto

Camino de tierra pedregoso en los últimos dos kilómetros
En los últimos dos kilómetros

Los metros finales hay que hacerlos con la bici a cuesta. Algunos se quitaban las zapatillas para no resbalarse con las calas en las piedras.

A puntito de coronar
A puntito de coronar

Ya en la cima, nos hicimos las pertinentes fotos.

Cima del Veleta
Cima del Veleta en 2019

En el punto geodésico
En el vértice geodésico

Tras el esfuerzo y la alegría por alcanzar la cima, es el momento del largo descenso, coger el manillar con fuerza y extremar la seguridad, sobre todo por la zona de baches y piedras. En nuestro grupo se produjeron algunos pinchazos y una cubierta rajada, pero nada que no se pudiera solucionar.

Inicio del descenso
Inicio del descenso

En la bajada aprovechamos para hacer alguna foto del paisaje.

Descendiendo el Veleta
Bajando...

Al pasar la zona más exigente del descenso decidimos reagruparnos en el bar y terminar de arreglar alguna avería. 

El descenso, a diferencia de una parte de la subida, se hizo al completo por la carretera de Sierra Nevada (A-395), ya que se baja mucho mejor por allí.

Se nota el aumento considerable de temperatura en la bajada, en pleno verano, llega un momento en el que se produce una bofetada de calor.

Finalmente, una vez llegamos al punto de partida, con tanto calor, nos pegamos un baño en el río y nos fuimos a recuperar las calorías perdidas a un restaurante.

En un restaurante
En un restaurante, a recuperar

Recomendaciones

- Normalmente la fecha recomendable para ir es desde mediados de junio hasta mediados de septiembre, aunque dependerá del año, si ha nevado más o menos. Fuera de estas fechas se podría ir pero la nieve puede impedir llegar hasta la cima.

- Mirar el tiempo en la cima del Veleta, en montaña el tiempo puede variar bastante, no es igual que abajo de la subida. Puede hacer mucho viento que podría ser peligroso, llover o nevar aunque no lo parezca y además, mirad en detalle la temperatura porque a 3398 m puede hacer bastante frío. Nosotros usamos la siguiente web: https://meteoexploration.com/forecasts/Veleta/?lang=es 

- Llevar agua y comida suficiente como para hacer la subida ya que hay pocos puntos para coger agua o comprar comida. Podría ser buena opción llevar mochila con agua o al menos dos botellines.

-En cuanto la comida sería recomendable llevar algunos plátanos, barritas energéticas y algún gel energético, además de echar algún bocata o parar en el bar de la Hoya de la Mora.

-Para no ir perdido e ir sabiendo bien los kilómetros y la altitud, recomiendo algún navegador como podría ser el Garmin 520 o algún otro ciclo computador parecido.

-Llevar un chubasquero y/o cortavientos para resguardarse del frío en la cima o de la lluvia. Depende del día, pero a esa altura el tiempo puede cambiar muy rápido y un día soleado se convierte en lluvioso en pocos minutos, aunque las previsiones meteorológicas sean optimistas.

- Echarse crema solar de 50+, a tanta altitud los rayos ultravioletas son muy fuertes.

Alojamientos





Track GPS

Si no sabes cómo seguir rutas o tracks en el GPS, en ese artículo te lo explicamos.

Powered by Wikiloc


Comentarios