Nuestros viajes y rutas

Chicago, la ciudad del viento

En 2017 estuve durante una semana en Chicago, os dejo mi crónica:

Chicago no deja indiferente a nadie con sus espectaculares rascacielos e interesantes museos, además de pasear por la ciudad de los gangsters con sus bonitos parques a orillas del inmenso lago Michigan, saborearás una gastronomía diferente.

Chicago a orilla del lago Michigan, vista desde el planetario
Chicago a orillas del lago Michigan, vista desde el planetario

Alojamiento y transporte

Nos alojamos en el hotel The super 8, es barato porque está un poco en las afueras, pero lo bueno es que tienen servicio gratuito de recogida y desplazamiento al aeropuerto. En el aeropuerto compramos una tarjeta para el tren y autobús por $10 la semana. Así, cada día íbamos al aeropuerto aprovechando el servicio del hotel y allí cogíamos un tren que nos dejaba en el centro de Chicago. Lo que quita muchos problemas de transporte además de mezclarte con la gente local. Nos pillamos una tarjeta Go Chicago card para 3 días por $150 (unos 140€) que básicamente incluía todo lo que ver y hacer en Chicago en unos días y tiene unas 25 atracciones, museos, edificios y tours.

Por si te hiciera falta, aquí te dejo dos cupones de descuento para Booking.com:

Cupón de decuento de 15 € para Booking.com
Regalo de cupón descuento en Booking.com para lectores

Cupón de decuento del 10 % para Booking.com
Regalo de cupón descuento en Booking.com para lectores

Rascacielos

Una vez en el centro fuimos a subir a imponentes rascacielos, el primero fue el John Hancock Center con impresionantes vistas. Es el 4º más alto de Chicago y 10º de EE. UU. En este edificio con 100 plantas y 344 metros se puede ver Chicago en 360º.
Vista desde John Hancock Center conocido como Chicago en 360º. Chicago
Vista desde John Hancock Center conocido como Chicago en 360º

Como curiosidad, aquí se desarrolló la película Poltergeist III, también tiene una zona para intrépidos en la que te apoyas en un cristal saliente y es como si te quedaras en el aire, hacia el vacío. Nosotros no nos atrevimos, aparte que había una pequeña cola que quisimos evitar y creo que había que pagar una cantidad adicional.
Vistas de caída libre, balcón del rascacielos John Hancock Center. Chicago
Vistas de caída libre del John Hancock Center a 344 metros

A continuación, pasamos a la Torre Willis, el edificio más alto de Chicago y que fue el más alto del mundo durante veinte años con 442 metros y 108 plantas, en la planta 103 a 412 metros hay un balcón de vidrio en el que podrás caminar sobre un cristal a cielo abierto. La pega es que cuando nosotros fuimos, había una larga cola en la que estuvimos más de una hora y se nos hizo de noche, con lo que no pudimos disfrutar al 100% de las vistas desde este balcón. Así que recomiendo ir temprano.
Balcon al aire libre en la Torre Willis Chicago
Balcón al aire libre de la Torre Willis a 412 metros

Vistas hacia abajo desde el balcón de la Torre Willis Chicago
Vistas hacia abajo desde el balcón de la Torre Willis

Museos

Hablando de museos y cultura, entramos en el Field Museum que la traducción viene a ser Historia Natural y Antropología. Su principal atractivo es la gran colección de esqueletos originales de dinosaurios, pero además, hay todo tipo de cosas, desde la llegada al planeta de los primeros neandertales hasta la actualidad, pasando por culturas chinas, etc…. También había grandes cantidades de animales disecados o sus esqueletos, por ejemplo, mamuts y el mítico tigre de dientes de sable entre otros. Como peculiaridad y uno de sus mayores atractivos, es el esqueleto del Tiranosaurio Rex más grande del mundo (principal causa por la que fui a este museo).
Esqueleto de tiranosaurio Rex mas grande del mundo en el Field Museum. Chicago
Esqueleto de Tiranosaurio Rex más grande del mundo en el Field Museum

Esqueleto de Triceratops en el Field Museum. Chicago
Esqueleto de Triceratops en el Field Museum

Continuamos en el museo de la ciencia e industria que nos sorprendió y nos gustó mucho, es muy grande e interesante. Hay desde maquetas de la ciudad con sus trenes, a diseños de aviones de la segunda guerra mundial, trenes reales a vapor, y todo tipo de elementos del transporte.
Maqueta de la ciudad de Chicago con tren circulando a su alrededor en el museo de industria y ciencia
Maqueta de la ciudad con tren circulando a su alrededor en el museo de industria y ciencia

Maqueta de avión de los aliados de la 2ª Guerra Mundial en el museo de industria y ciencia. Chicago
Maqueta de avión de los aliados de la 2ª Guerra Mundial en el museo de industria y ciencia

Además, había juegos para aprender sobre ciencia y una zona que estaba durante un tiempo limitado de robots en el que podías incluso dirigirlos y jugar con ellos. Muy recomendable este museo.


Otras cosas que hacer

Es muy aconsejable el paseo en barco por el río Chicago o montar en un bus turístico en el que el interlocutor va explicando todos los detalles de los edificios, plazas y películas que se han rodado por allí como el Caballero Oscuro entre otras. Nosotros usamos los dos y nos encantaron ambos.
Vistas desde el paseo por el río Chicago con la torre Trump al fondo
Vistas desde el paseo por el río Chicago con la torre Trump al fondo

También hay muchas cosas que hacer gratis como perderse por sus calles, plazas, fuentes, parques o el Navy Pier en el que hay un centro comercial, jardín botánico y atracciones, todo ello rodeado por el lago Michigan. En las cercanías puedes visitar el Bean, una escultura metálica con forma de frijol o habichuela. Puedes pasear por el grande y bonito Millennium Park donde suelen hacer conciertos gratuitos que puedes ver sentado en el césped. Estuvimos el 4 de julio y hubo unos fuegos artificiales espectaculares desde el Navy Pier.
Paseo por el Navy Pier al lado del lago Michigan. Chicago
Paseo por el Navy Pier al lado del lago Michigan

The Bean en el Millennium Park. Chicago
The Bean en el Millennium Park


Gastronomía

En cuanto a la comida, es típica la pizza estilo Chicago, cuya base en lugar de ser de masa es de pan, personalmente no me gustó mucho. Pero otros tipos de comida rápida: pizzas que cortaban a cuadraditos, perritos calientes, hamburguesas o banana split tanto en puestos callejeros como en los restaurantes especializados, estaban espectaculares. En particular, todavía recuerdo una hamburguesa en Shake Shack que estaba muy buena, aunque más que típica de Chicago es típica de EE. UU. este tipo restaurante de hamburguesas.
Pizza cortada en cuadraditos en un restaurante especializado en Chicago
Pizza cortada en cuadraditos en un restaurante especializado

Banana Split mientras nos tomamos un respiro en el museo de industria y ciencia de Chicago
Banana Split mientras nos tomamos un respiro en el museo de industria y ciencia

Comentarios